¿Puedes ser feliz sin pareja?

La soledad es un sentimiento de tristeza o melancolía por la falta, ausencia o muerte de una persona. Existen muchas razones por lo que las personas deciden quedarse solas, ya sea porque nunca llegó el príncipe azul o la princesa rosa o porque decidieron divorciarse o separarse o porque están deprimidos u olvidados o tal vez después de vivir una mala experiencia con su ex pareja han decidido estar en la soledad sintiéndose felices en una nueva etapa

Sin embargo, en algún momento se sienten solos o solas, se sienten etiquetados, por lo que se preguntan: ¿Dónde me equivoque? o ¿Qué pude haber hecho mejor? En lugar de pensar ¿Qué debo estar haciendo al respecto? Cómo ven hay muchas interrogantes entorno a la soledad, pero también hay muchos cabos sueltos que todavía quedan a la deriva y nos tienen preocupados pensando que pasarán con ellos o que es lo que debería convenirme hacer con ellos

A veces en nuestro subconsciente nos preguntamos “Tengo el temor de quedarme sola o de seguir sola? La pregunta tiene dos variables importantes que responder, primero llenar ese vacío que se lleva en el interior y segundo, desprenderse de la etiqueta de sola que representa en este mundo actual un freno en la vida. Me parece que el problema esencial no es tener una pareja que llene ese hueco, sino es algo que va mucho más allá, cubrir ese hueco apenas es una parte para encontrar o tener felicidad

No se trata solo de tener pareja para ser feliz, sino compartir esa felicidad que has conquistado y compartirla con tu pareja. Este es el verdadero significado. Si dices que eres inteligente, consciente de saber que te amas y te valoras, lo único que te falta es conseguir al hombre que deseas. Valorarte y quererte significa que puedes emplear a fondo tus habilidades de seducción

Ahora bien, si tu decisión es continuar sola y seguir siendo feliz, entonces tendrás que asumir un estilo de vida encausado directamente hacia a ti misma, porque entiendes que la felicidad no depende si debes tener una pareja o no, sino de la predisposición que tengas para afrontar de manera positiva las relaciones sociales y puedas evitar los conflictos de tu entorno, sin duda, en estas circunstancias las personas solas pueden alcanzar el bienestar y la felicidad

Pero les recuerdo que esto mismo sucede durante el matrimonio y es el principal pilar para lograr el mismo objetivo. Por lo que si estás interesada en continuar sin una pareja, esto no será motivo para que no sigas siendo feliz. No delegues tu felicidad a otra persona y mucho menos si todavía no la conoces. La felicidad solo depende de ti, de nadie más, la vida es tuya. Si por el contrario decides encontrar una pareja alístate para su llegada especial en cualquier momento, por lo que debes estar preparada, no desesperada

Aunque muchas veces nos sentimos bien con nosotros mismos, aparece la pareja cuando menos lo esperamos, incluso sin buscarla. Pero qué hay de aquellas personas que se sienten desdichadas por no tener pareja y no son capaces de ver al mundo más allá de no tener un compañero. El amor de pareja es lo máximo, es hermoso, pero no lo es todo, porque hay amor en cada rincón del mundo, en la familia, en los amigos, pero lo más importante es que encuentres el amor hacia ti mismo o ti misma. Vive el Coaching!!