La rutina el azote en la relación de pareja

Cuando la rutina empieza a generar hastío y displacer, es hora de que empieces hacer cambios con tu vida sexual. Las parejas que conviven por años la rutina suele ser un fantasma repetitivo. Quizás sea por los prejuicios, los mitos, los miedos o por ocupar roles tensos dentro de la pareja. En la vida sexual suelen aparecer con frecuencia las quejas, lo peor es que no se expresan verbalmente pero si aparecen situaciones complejas como las disfunciones sexuales

En la vida íntima la rutina es parte de las parejas, situación que sucede a veces sin que ambos se den cuenta del grave error que están cometiendo, los síntomas se asoman cuando empieza a ver distanciamiento, poca comunicación, desinterés y la poca o nula preocupación del uno o del otro.

Caer en la rutina en la cama va más allá de lo que uno puede imaginarse, mantener ese fuego encendido es responsabilidad de ambos, sin duda, pero si tomas la iniciativa el resultado puede ser favorable para los dos, Precisamente de esto trata este artículo, de la posibilidad de tomar acción creativa en el momento adecuado. Si deseas que tus relaciones sexuales sean fructíferas, sigue estos pasos sensuales que debes experimentar con tu pareja e ir modificándolos cada vez que sientas que la rutina está asomándose y logres un lenguaje eficaz

Mándale un mensaje a tu pareja diciéndole que quieres darle un masajito erótico, dile que deseas dárselo cuando llegue a casa. Para que incrementes el deseo, mándale una fotografía donde te veas sexy, haz que sea una invitación misteriosa

Prepara el lugar, no necesariamente debe ser en la cama puedes escoger otro sitio, como el sofá o la alfombra de la sala, o el lugar que siempre ha sido tu fantasía, nunca te cierres a una posibilidad que puede generar una experiencia inolvidable, la vestimenta debe ser provocativa y que facilite deshacerse de ella

Durante el masaje toma el control, manténganse ambos relajados, jueguen un poco previo a la acción, acaricia su espalda con las yemas de tus dedos y después empieza a besarlo lentamente en toda la zona. Percibe como su respiración comienza a agitarse poco a poco

Dile lo que quieras al oído, lo que sientas, a los hombres les gusta que los excites diciéndole cosas de cómo te gusta que te traten en la cama, no tengas miedo, libérate, dile cómo quieres que te toque, así como también qué debe hacer a continuación

Si tu propósito es llenarlo de placer, besa su nuca, al momento que lo hagas notarás que tiembla y su cuerpo se pondrá rígido, puedes pensar que desde ese momento es tuyo y tomarás el control de todo en adelante

Te darás cuenta que para llegar al éxtasis no forzosamente debe haber penetración. Por el contrario debes garantizar que haya mucho placer para ambos, incrementado la posibilidad de tener más orgasmos de lo normal. Así que tienes que intensificar e incentivar al juego de las caricias, besos, los pequeños mordiscos.

Besa y toca con la lengua la punta de sus dedos, masajea sus pectorales con las palmas de tus manos y las yemas de tus dedos y bésalo suave recorriendo el área, besa sus orejas principalmente los lóbulos dándoles pequeños mordiscos

Depende mucho que tanto quieres excitarlo, puedes masajear su parte íntima y al momento sube y dile al oído tres palabras claves, verás cómo tu hombre se llena de emociones con una energía sexual que recorre su cuerpo. Déjate llevar, entrelazada sin dejar de jugar y tocarse de arriba a abajo y por el resto de sus cuerpos.

Enfócate en que el placer se dé a través del roce, las caricias y besos. Vive la emoción de cambiar con frecuencia la rutina con tu pareja planéala y juntos participen en crear cosas nuevas eventualmente y mantén tu relación a flote ante cualquier tempestad que se presente. Vive el Coaching!!