Diálogos con el desamor

Difícilmente podemos decir que las emociones son buenas o malas, cada una de ellas dirige nuestras conductas y tienen su utilidad. Sin ellas no podríamos sobrevivir, tampoco las podemos elegir. Lo que si podemos trabajar, es que hacer con ellas. Es común que seamos esclavos de ellas, quizás siempre estaremos respondiendo de una manera desproporcionada.

Siempre será gratificante poder reconocer las emociones de los demás y obviamente las nuestras. Hoy hablaremos de la emoción de la TRISTEZA ya que esta nos impacta directamente cuando pasamos por la pérdida de algo o de alguien y su función es dejar atrás el pasado. También nos ayuda a reflexionar para encarar lo ocurrido y prepararnos para los cambios que debemos hacer en el futuro

Normalmente cuando estamos tristes nos manifestamos con un encogimiento corporal, pesadez, abatimiento y opresión del pecho. Los sentimientos que tiene a las personas tristes son: el auto compasión, la decepción, la desesperanza, la irritabilidad, el desconsuelo, la desolación, el pesimismo, los ojos se entrecierran y la boca se nos bajan sus comisuras

Cuando vivimos un desamor, la tristeza es uno de los sentimientos que más nos afecta durante todo el proceso que dura el desamor. Este proceso no tiene un tiempo límite, depende de otros factores empezando por la misma persona afectada y sobre el entorno que se desenvuelva. Son distintos los orígenes que provoca el desamor, puede ser por una ruptura de pareja, por un sentimiento no correspondido o por un amor imposible. La persona puede experimentar la decepción sentimental que surge, cuando la realidad de las cosas se opone a los deseos internos. La pregunta entonces es ¿Cómo superar la tristeza?

Olvidar a la otra persona es un compromiso, principalmente con tu propio bienestar. Ciertamente en el proceso pueden surgir tentaciones constantes y frecuentes de buscar el contacto con la otra persona, con la esperanza de que algo cambie entre ambos. Para que estés centrada en el propósito de olvidarte de esa persona es mirar ese objetivo de largo plazo. También debes recordar todo el molestar que te provocó para no volver a esa mala experiencia. Por lo que has pasado también debe enseñarte grandes lecciones y asimilarlas

Preferentemente deberás tener un dialogo contigo misma o con tu interior. Esta es una de las actividades esenciales para superar el desamor lo más pronto posible. Céntrate en hechos objetivos para que no caigas en falsas expectativas a partir de tus pensamientos personales. Elimina de tu mente ideas irracionales sobre el amor, por ejemplo, que una persona es más feliz por tener una pareja. Del mismo modo olvídate del mito de la media naranja porque no existe.

La lucha entre la razón y el corazón es fuerte y suele ser frecuente en estas situaciones sentimentales. Desde el punto de vista racional es prudente que realices una reflexión sobre las razones por las que debes olvidarte de esa persona. Recuerda que una de las razones más importantes, en un amor no correspondido es el bienestar físico y mental. Elabora una lista de diez defectos que no te gustaban de la otra persona o diez situaciones que fueron motivos de decepción personal, busca eliminar los recuerdos de tu vida.

Aquí te propongo algunos consejos prácticos para que cures las heridas provocadas por el desamor

El desamor es una experiencia que no se la deseamos a nadie, ya que estas nos marcan y son difíciles de superar, sin embargo, todas las heridas, inclusos las emocionales, se curan. Solo hay que darle tiempo al tiempo y tener claro el objetivo, qué es el de olvidar a esa persona que te hizo o te está haciendo sufrir

1.- Darse el tiempo necesario, si eres impaciente no será bueno a la hora de curar las heridas. Porque en sí el proceso de curación es lento

2.- Concéntrate y céntrate en ti misma, piensa que lo más importante es tu bienestar, por lo que deberás cuidarte, hacer las cosas que te gusten, rodéate de personas que te valoren y haz planes de corto plazo que sean gratificantes

3.- Rompe todo vínculo nocivo con la persona que ahora es tu fuente de sufrimiento. Borra su teléfono (no bloquear), no busques excusas para mantenerlo en tus contactos de cualquier medio, evita tener comunicación con cualquier persona que se relacione a tu ex. Todo esto sino lo cambias lo único será que te conduzca a seguir con el dolor

4.-En la medida que aceptes la situación real será mejor, por tanto, evitas las falsas esperanzas y las falsas ilusiones de volver

5.- Todos los días busca una ocupación extra, independiente del trabajo diario, no te quedes encerrada en casa. Aunque no tengas ganas, sal a la calle a dar un paseo.

6.-Evita ver películas románticas, escribe algo nuevo para ti como por ejemplo, un diario sobre el proceso curativo que llevas, ya que en algún momento te darás cuenta que eres capaz de verle sentido a la vida con humor, una situación que ahora mismo te causa dolor.